Actual nivel de CO2

La discusión sobre la veracidad del cambio climático y los intentos editoriales de WSJ por convencernos que no está ocurriendo han puesto el tema en la palestra justo cuando alcanzamos concentraciones de CO2 por sobre las 400 ppmv.

No queda más que preguntarse: ¿quiénes han estado “demonizando” al CO2?
  • El mismo Wall Street Journal (en un artículo tomado del Dow Jones) en enero de 2013 decía: “Más sequías, inundaciones, climas extremos se esperan debido al calentamiento global”.
¿Por qué este sincronizado interés editorial en el CO2?
La editorial del 8 de mayo del Wall Street Journal titulada “En Defensa del Dióxido de Carbono”  plantea que es el compuesto químico con peor reputación del planeta, demonizado por aquellos defensores del control público de la producción de energía y que gracias a esto el imaginario colectivo lo ve como un peligroso contaminante, pero, “contrario a lo que algunos han intentado hacernos creer, el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera beneficiaría a una creciente población mundial al aumentar la productividad de la agricultura”.
Para mí, es una perogrullada afirmar algo así; el colaborador de Slate Phil Plait lo llama “monumentalmente inocente“.
La Op-Ed en cuestión ha desatado una serie de artículos en revistas y sitios especializados sobre la validez de la información que publican otros medios cuando se trata de hablar de Cambio Climático, Calentamiento Global, Emisiones y Concentración de CO2 en la atmósfera (en partes por millón en volumen o ppmv). Por ejemplo El País (como bien destaca el autor Ferran P. Villar en el blog Usted no se lo cree) señala que:
“El dióxido de carbono aumenta y desciende en ciclos temporales y su nivel volverá a situarse por debajo de las 400 ppa en el verano ya que el crecimiento de las plantas en el hemisferio norte lanza 10.000 millones de toneladas de carbono a la atmósfera entonces”.
Una tontería, explica Villar, si se entiende que 10.000 millones de toneladas de carbono sólo aumentarían la concentración en lugar de disminuirla. Además, la concentración se mide en ppmv y ni idea que es eso de ppa, dice Villar.
Al autor de Slate se agrega Ryan Chittum del que afirma que el periódico ha tocado fondo con esto: “Todavía estoy tratando de pegar mi mandíbula tras leerlo…”. Para ThinkProgrees y el autor Joe Romm, el periódico financiero está reciclando mitos largamente aclarados desde desinformadores con PhDs que se las dan de científicos climáticos, en este caso Harrison H. Schmitt y William Happer.
Lo peor es que los “brillantes” autores de la editorial de WSJ, diario con una reputación por su negativa constante del cambio climático y por utilizar sus editoriales para impulsar una agenda política de no hacer nada frente a la polución), no son expertos en el tema, Happer preside el directorio del Marshall Institute y Schmitt ocupó un puesto directivo en el Heartland Institute.
La idea de que el CO2 tiene poca correlación con la temperatura es pura anti-ciencia, como se puede apreciar en el estudio de los científicos del clima de GISS(y publicado por Science) que muestra cómo el CO2 atmosférico opera como el termostato que controla la temperatura del planeta y en el siguiendo video con la conferencia de Richard Alley (en inglés, 2009) sobre el rol del dióxido de carbono en la historia climática (resumen en inglés acá).
China es el mayor emisor de CO2 al momento, mientras que Estados Unidos ha consumido combustibles fósiles por mayor tiempo y, de acuerdo con expertos en el tema, es más responsable que cualquier otra nación por la alta concentración alcanzada.
Los dos centros de medición en el planeta, que operan con ligeramente distintos protocolos, reportaron lecturas para el período comprendido entre las 8pm del 7 de mayo y las 8pm del 8 de mayo de 400.03 ppmv (NOAA) y 400.08 (Scripps).
El dióxido de carbono sube y baja en un ciclo estacional y los niveles volverán a un valor inferior a 400 a medida que el verano avance en el Hemisferio Norte y las plantas saquen unas 10.000 millones de toneladas del aire. Pero este alivio es temporal ya que pronto no habrá lugar en el planeta donde las mediciones bajen de 400.
Durante todo el período de la civilización humana, unos 8.000 años, los niveles de CO2 han sido relativamente estables. Pero con el inicio de la quema de combustibles fósiles los gases de efecto invernadero aumentaron un 41% desde la revolución industrial, un pequeñísimo instante geológico.
Mediciones indirectas indican que la ultima vez que los niveles de CO2 estuvieron así de altos fue hace al menos tres millones de años, durante la Época del Plioceno. La investigación geológica muestra que el clima era mucho más cálido entonces de lo que observamos hoy, con capas de hielo más pequeñas y el nivel del mar unos 25 metros más arriba.
Los expertos temen que el hombre esté precipitando el planeta hacia esas condiciones, con la excepción que hoy miles de millones van a resultar afectados.

Fuente: The Wall Street Journal’s defense of CO2 is ‘monumentally naive’(Treehugger) 

Please follow and like us:
1255