CadProjects.Org

Sitio Especializado en AutoCAD, Arquitectura y Construcción.

GENERAL

Bambú: ¿La madera del siglo XXI?

 Bambú: ¿La madera del siglo XXI?

La empresa británica EcoInvestments, asegura que la producción de bambú no solamente genera a los inversionistas grandes beneficios en un plazo relativamente breve, sino que, además, representa una solución al tema global social y medioambiental.
Desde el punto de vista de la economía global, el comercio de la forestería mueve 1.7 trillones de $/año, con un suministro forzosamente en descenso debido a que un 30% se produce ilegalmente y otro 40% no es sostenible, -léase deforestación y cambio de clima, entre otras razones de peso-. Por otro lado, es bien sabido que nuestras reservas forestales naturales disminuyen a un ritmo acelerado, mientras la población mundial aumenta a igual, ritmo con una demanda de madera en constante aumento.
Con estas premisas, el bambú podría convertirse en la fuente de madera para el futuro.

¿Cómo?

Proclamada como la madera del siglo XXI, el bambú es un material con más de 500 usos conocidos; supera en términos de dureza, resistencia y flexibilidad las maderas tropicales, que muy bien podría sustituir y es la planta con el crecimiento más rápido del mundo, con la prerrogativa de poder ser cultivada y cosechada de una forma sostenible.
EcoInvestments estimula las inversiones de bambú, dentro del sector de la forestería, por las siguientes razones:
  • Muy alta productividad: el bambú, una vez cortado, es la planta de regeneración más rápida en el mundo: alcanza la plena madurez en 5 años y produce 20 veces más madera por hectárea que cualquier árbol de madera tradicional.
  • Cualidades únicas: posee un nivel de elasticidad muy alto y sin embargo su patrón de fibra linear permite una producción de papel de alta calidad, laminados y ropa, entre otros.
  • Creciente demanda global: siendo la madera más sostenible en el mundo con un amplio abanico de usos, se espera que se cuadruplique su producción en los próximos 4 años.
  • Impacto ambiental positivo: el bambú atrapa 4 veces más dióxido de carbono que una plantación tradicional, además de reducir la “presión” sobre la foresteria insostenible, ejercida por la demanda mundial.
  • A nivel social, las plantaciones, ubicadas en Nicaragua, han creado centenares de nuevos trabajos a la población local.
Please follow and like us:
1255

Comentar

Theme by Anders Norén