Hace muy poco, un trágico accidente por una gran negligencia, provoco un voraz incendio que cobro la vida de 231 personas, en una discoteca de Brasil, lo que nos hace reflexionar sobre las características contra incendio que debe tener una  edificación y en especial las que van a albergar una gran cantidad de personas.
Lo que ocurrió en Brasil, fue una combinación de errores, que desato esta gran tragedia. La mala distribución de las instalaciones de la discoteca, el material no adecuado para el aislamiento acústico, la falta de salidas de emergencia, y una total negligencia en el uso del fuego dentro de un recinto, fue lo que desencadeno esta terrible tragedia.
La clave en la construcción de un edificio, es una adecuada distribución, instalaciones y materiales, principalmente.  Estas características permitirán tener un tiempo mucho mayor,  para poder desocupar  el edificio. Esta es también la razón porque los materiales se han valorado en relación a cuánto tiempo se tardaría en verse afectada su capacidad estructural, producto de un incendio.
Vamos a explorar algunos de los mejores materiales de construcción, para prevenir e impedir un voraz incendio.
Las ventanas, importante para la visibilidad y la luz, sin embargo, pueden ser un peligro de incendio. Incluso antes de que una ventana esté en contacto directo con las llamas, el calor intenso de un incendio puede causar que el vidrio se rompa. Y una ventana rota permite que las llamas puedan entrar en un edificio con facilidad. Además, el calor de un fuego exterior podría ser suficiente para encender simplemente elementos inflamables en el interior de una casa sin contacto directo.
Para proteger su casa, considere la instalación de ventanas resistentes al fuego. Un ejemplo es el de ventanas de vidrio doble, que, además de proporcionar la eficiencia energética, también tendar el doble del tiempo que tomaría para el fuego para romper las ventanas. La capa externa se romperá primero antes de que la capa interior. El vidrio templado, que se trata con calor para que sea aproximadamente cuatro veces más fuerte que el vidrio ordinario, también es eficaz.
Aunque no proporcionan visibilidad, bloques de vidrio son extremadamente resistentes al fuego sin dejar de ofrecer luz. Tal vez lo mejor es el vidrio templado con refuerzo de alambre de metal. Puertas que requieren resistencia al fuego, sino también la visibilidad menudo incorporan cableado ventanas de cristal.
También es aconsejable tener en cuenta la importancia de marcos de ventanas. Las estructuras de acero ofrece la mejor protección contra el fuego, seguido de la madera y el aluminio. El vinilo es menos eficaz.
El concreto, uno de los materiales de construcción más comunes, también es un excelente material resistente al fuego. No es combustible y tiene una baja conductividad térmica, lo que significa que se necesita un tiempo largo para el fuego pueda afectar a su estructura, capacidad de soporte de carga, y lo protege de la propagación del fuego. En realidad es significativamente más resistente al fuego ,que el acero, que se utiliza a menudo para reforzar y proteger al acero contra incendios.
El hormigón o concreto se enumera a menudo como uno de los mejores materiales para techos resistentes al fuego. Y no debemos pasar por alto el techo como esencial en la protección contra incendios, ya que es extremadamente vulnerable a chispas arrastradas de los incendios forestales.
El estuco, es un yeso que se ha utilizado durante siglos para propósitos artísticos y estructurales. Estuco moderno está hecho de cemento Portland, arena y cal, y que sirve como un material de acabado excelente y duradero, resistente al fuego para edificios. Se puede cubrir cualquier material estructural, tal como ladrillo o madera. Por lo general, se compone de dos o tres capas sobre malla metálica de refuerzo. A una pulgada (2.54 centímetros) de la capa de estuco puede prestar una resistencia al fuego a la pared de 1 hora.
Aleros del tejado (voladizos) son un peligro de incendio, pero se puede proteger con un encajamiento de material resistente al fuego. El estuco se recomienda a menudo como uno de los mejores materiales para proteger los aleros peligrosos.
El panel de yeso, es el material más comúnmente usado, resistente al fuego para acabados en interiores. El panel de yeso, también conocido como drywall, consiste en una capa de yeso entre dos hojas de papel. El panel de yeso Tipo X tiene un tratamiento especial, con aditivos para mejorar aún más sus cualidades resistentes al fuego.
El papel en el exterior de la placa de yeso tipo X se quema lentamente y no contribuye a la propagación del fuego. Además, los paneles de yeso no-combustible tiene un núcleo que contiene agua combinada químicamente (en sulfato de calcio). Bajo los efectos de fuego, lo primero que sucede es que esta agua sale en forma de vapor. Esto efectivamente impide la transferencia de calor a través de la placa de yeso. E incluso después de que el agua se ha ido, el núcleo de yeso sigue resistiendo penetración del fuego por un tiempo. Constructores suelen utilizar varias capas de placas de yeso para aumentar el grado de resistencia al fuego.
Si hemos aprendido algo de historia de los niños populares de los “Tres Cerditos”, es que usted debe hacer su casa de ladrillo. Esto no es un consejo tan malo. El Ladrillo no sólo es resistente a un feroz lobo jadeando y resoplando – es también resistente a los incendios.
Como ladrillos se hacen en un horno de fuego, ya están altamente resistentes al fuego. Sin embargo, es cierto que los ladrillos individuales son mucho más resistentes al fuego de una pared de ladrillo. Una pared de ladrillo se mantiene unida con mortero, que es menos eficaz. Sin embargo, el ladrillo es frecuentemente citado como uno de los mejores materiales de construcción para la protección contra incendios.
Dependiendo de la construcción y el espesor de la pared, una pared de ladrillo puede lograr de  1-hora a 4-horas de resistencia al fuego.
Por lo tanto, aunque algunos materiales son más resistentes al fuego que otros, varios factores pueden influir en la decisión de un constructor, incluida la rentabilidad, facilidad de instalación y el clima.
No debemos dejar de lado los sistemas de protección contra incendios que constituyen un conjunto de equipamientos diversos integrados en la estructura de los edificios, que garantiza el suministro de agua constante frente a una posible conflagración.
Please follow and like us:
1255