Las paredes son “empapeladas” con este de tejido antisísmico y luego son pegados. En caso de emergencia, el tejido sísmico sostiene los escombros y mantiene las vías de evacuación libres de obstáculos.
En el caso de los terremotos, por sólo unos segundos puede tener un escape seguro de los edificios. Los escombros cayendo que obstruyen las vías de escape puede incluso agravar la situación. Un producto desarrollado en el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) se extiende el tiempo para salvar vidas mediante el refuerzo de las paredes. Un fabricante de material de construcción innovador ya ha puesto en marcha este producto en el mercado.
“El lanzamiento en el mercado de se ha convertido en nuestra idea en un laboratorio de innovación de  concreto “, estan muy contentos los desarrolladores del nuevo tejido anti-sísmico. Desde hace varios años, Lothar Stempniewski y Urban Moritz han investigado las posibilidades de bajo-costo para asegurar el refuerzo sísmico de las paredes de los edificios más antiguos. Inventaron una tejido de fibra de vidrio de plástico con cuatro direcciones de la fibra. Por medio de un yeso apropiado, este tejido sísmico especial se aplica sobre las caras de los muros respectivos. Junto con el Dr. Günther Kast GmbH & Co. KG, fabricante de tejidos técnicos, el tejido de alta tecnología se ha desarrollado hasta ser completado. Bajo la marca “Sisma Calce”, la empresa italiana de materiales de construcción RÖFIX, empresa filial del grupo alemán Fixit, ahora ha incluido el tejido sísmico y un yeso adecuado en su gama de productos.
Una constructora en EEUU utiliza un sistema de encofrados de PVC colocado in-situ, para construir con acabados las paredes de diferentes tipos de edificación, a la cual han denominado “Octaform”. Esta empresa está trayendo una nueva forma de construir en zonas montañosas.
“Octaform”, explica Aaron Voorhees, presidente de la compañía ASLAN, “nos ofrece una manera de construir mejor, más rápido y más fuerte para nuestros clientes”.
Con Octaform, la compañía ensambla paredes con acabado de PVC y las llena con concreto. El acabado incorporado elimina la necesidad de revestimiento adicional, el sellado o pintura y protege el concreto de los productos químicos corrosivos, la humedad y el calor.
“El acabado impermeable”, dice Voorhees, “proporciona un nivel de protección sin precedentes a las paredes.”. Mediante la protección de la integridad de las paredes, el producto también alarga la vida de la estructura.
Los beneficios

“La durabilidad no es lo máximo en lo que es “diseño verde” como lo son los paneles solares o madera reciclada, pero para nosotros es enorme”, explica Voorhees, “El edificio más sostenible, después de todo, es la que sigue en pie.”
Los beneficios “verdes o ecológicos”  de Octaform no se detienen ahí. Los muros de concreto, ya se sabe que son muy eficientes energéticamente. Se reduce la huella de carbono habitual de las construcciones de ellos y elimina la necesidad de equipo pesado o encofrados de acero. Añádase a esto un acabado brillante que reduce los requerimientos de iluminación y loa puntos LEED comienzan a tener sentido.
Please follow and like us:
1255