El estudio PIE (Potencial Impact Evaluation), en el que ha participado el Instituto de Investigación en Energía de Cataluña (IREC), incluido en el proyecto MARIE (Mediterranean Building Rethinking for Energy Efficiency Improvement), concluye que la rehabilitación integral en edificios permite ahorrar energía a largo plazo. Pero, ¿qué implica esto?
rehabilitación edificios
La rehabilitación de edificios es la mejora de las condiciones de las viviendas o de los edificios residenciales. Los motivos por los cuales se hacen estas rehabilitaciones pueden ser muy variados, puede ser por seguridad estructural, para solucionar problemas en la instalación eléctrica o de cañerías, para mejorar las condiciones deiluminación o climatización, entre otros.

Rehabilitación de edificios
Hay dos tipos de rehabilitaciones dependiendo de qué parte de la vivienda o edificio se modifique:
– Parcial: cuando la rehabilitación se hace en una parte de la vivienda o del edificio determinada, por ejemplo la fachada o la estructura.
– Integral: cuando la rehabilitación afecta a gran parte de la vivienda o del edificio. Dicha rehabilitación puede ser de la estructura, las cubiertas, los cerramientos exteriores, instalaciones, acabados, carpintería, etc.
Ahorro energético en la rehabilitación de edificios
El estudio PIE, que habla de las estrategias para rehabilitar edificios, analiza cómo va a ser el consumo energético de nueve regiones mediterráneas, incluida Cataluña, hasta 2035. Dicho estudio compara el ahorro que se conseguiría si la rehabilitación fuera parcial, por ejemplo, renovando los equipos de clima, o bien realizando una rehabilitación integral, sobre la estructura del edificio, el aislamiento de paredes o las cubiertas.
Las conclusiones del estudio confirman que el ahorro energético conseguido con la rehabilitación integral es mayor y más duradero en el tiempo que el obtenido en la rehabilitación parcial. Esto implica que la alta inversión para llevar a cabo dicha rehabilitación, se recupera rápidamente, por lo que se puede registrar el ahorro en un corto periodo de tiempo. Con este tipo de rehabilitaciones conseguimos, además, mejorar la eficiencia energética de viviendas y edificios residenciales.
Tomar este proyecto como referencia para las rehabilitaciones de edificios conseguirá estar más cerca de cumplir el objetivo marcado por la Directiva 2010/31/UE, relativa a la eficiencia energética de los edificios, de reducir el consumo energético un 20% para el 2020. A su vez, la nueva directiva de eficiencia energética, Directiva 2012/27/UE, exige a los Estados miembros que garanticen que, a partir del 1 de Enero de 2014, sus edificios públicos a partir de una superficie determinada pasan por una renovación anual para cumplir los requisitos energéticos mínimos de la directiva anterior.
Este tipo de proyectos ayudan a potenciar el papel de la eficiencia energética en el sector energético. Además, tener viviendas más eficientes favorece al medio ambiente, al ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.
Fuentes: Twenergy / Wikipedia / Europa Press / Flickr
Please follow and like us:
1255